Puede que tengas una relación estrecha con la religión, o bien, que no haya alguna en lo absoluto (no juzgamos aquí). Lo cierto es que no importa la educación y las tradiciones que tengas por enseñanza de tus padres, la religión es un tema «sensible» e incluso «tabú». Por lo cual la nueva exposición de «Cuerpos celestiales: la moda y la imaginación católica”, fue un tema controversial en cuanto se anunció la dupla que se jugaría la moda y la iglesia para el desfile y exposición del Met.

Realmente la moda y la iglesia no son temas que se relacionen seguido, o bueno eso creíamos (yo en específico). Debido a que la moda se conoce por ser un lugar o un medio para expresar lo que somos, de la manera que mejor se nos de. Es decir, tienes voz propia, es inclusiva y si habría que definirlo, yo lo pondría así; la moda es una fiesta en la que todos están invitados, puedes bailar como quieras y vestir lo que te haga sentir bien. De lo contrario, la iglesia es un sistema repleto de reglas por cumplir, y si no las sigues, simplemente no eres bienvenido. Sin afán de ofender, la iglesia podría decirse que es: una fiesta (más bien una reunión) en la que tienes que cumplir una larga lista de obligaciones y condiciones específicas para poder ser bien recibido.

(Photo by George Pimentel/Getty Images)

Entonces ¿por qué juntar «dos extremos»? La verdad es que, como mencioné anteriormente, somos muy arraigados a nuestras tradiciones, costumbres y valores que nos han inculcado desde pequeños. Todo lo que nos han enseñado, ya sea que tú lo aceptes o no, se queda contigo. Es parte de ti, e incluso hace de ti, todo lo que eres. Diseñadores como Gianni Versace, Saint Laurent y Jean Paul Gaultier, han tenido claro este mismo concepto y se decidieron por implementarlo en sus creaciones. (consiente o inconsciente). Para un diseñador todo lo que lo rodea es inspiración, y por consecuente, traduce su manera de ver el mundo por medio de las prendas. Habla y manda mensajes a través de las prendas. Por lo tanto, después de todo, no es tan sorprendente ver la religión plasmada en piezas de grandes diseñadores que crecieron de la mano de la iglesia. Y ¡wow, qué gran trabajo!

(Photo by Jemal Countess/Getty Images)

 «Heavenly bodies: Fashion and the Catholic Imagination» llegó al Museo de Arte Metropolitano desde el pasado Lunes, donde se inauguró con el MET GALA (que probablemente ya todos vimos los espectaculares vestidos que las celebridades vistieron). La exposición es la más grande de la historia que el Costume Institute Of The Metropolitan Museum alguna vez haya tenido. Presentación que está integrada por 25 galerías donde se aprecian las piezas extravagantes de diseñadores como Alexander McQueen, John Galliano, Versace, Yves Saint laurent y Jean Paul Gaultier, seleccionados por sus increíbles referencias e inspiraciones visuales de ángeles, vírgenes y a la iglesia en sí.

El Vaticano prestó más de 40 prendas que tenían en privado y nunca habían salido de la ciudad Papal o vistas por un público grande. Esto lo convierte en un hecho histórico. Colección que incluye zapatos, ornamentos, túnicas, joyería entre muchos otros más.

(Photo by Jemal Countess/Getty Images)

Andrew Bolton, el famoso curador comentó que casi todos los diseñadores en la muestra tienen relación con el catolicismo romano, así sea que solo hayan nacido en el seno de una familia católica. Incluyendo a Dolce & Gabbana, Christian Lacroix, Valentino y Cristóbal Balenciaga. Para después platicar que algunos de los diseñadores le habían negado que tenían influencia alguna de religión en sus diseños, posteriormente para darse cuenta que de hecho la religión si desempeñaba un papel en su inspiración. «Nunca pensé que la crianza religiosa podría tener tal influencia», dijo Bolton.

Inicialmente la idea era tener una exposición con múltiples religiones y creencias, pero fue tanto el material que adquirió del catolicismo que decidió enfocarse solo a eso. Y es que al final de cuentas, no puedes huir de tu educación. Somos con lo que crecemos y con lo que nos enseñan.

La exposición estará disponible hasta el 8 de Octubre, así que si vas a New York, ya sabes cuál es tu visita obligada. Una exposición que es one of a kind.

Instagram: @melissajauregui

Twitter: @melijauregui