Finalmente comenzó primavera y muy pronto llegará verano, así que es tiempo de guardar esos abrigos, chaquetas, y sweaters  que hacen que nada quepa en nuestros armarios y volver a llenarlo de colores claros, y ropa delgada, pero, a donde van todos nuestros abrigos? ¿Y cómo poder organizar nuestro armario correctamente y sobre todo, sin estresarnos?

Les platico esto porque hace días pasé por lo mismo, escogí un domingo de flojera, para reorganizar mi armario, y lo que comenzó como una buena idea, termino siendo un cúmulo de stress, y ansiedad, y es qué, es cuando decidimos realmente sacar y observar nuestra ropa, que  nos damos cuenta de todo lo que no usamos, o de todo el espacio que es ocupado innecesariamente.

Lo peor está en cuando sacas la ropa que habías guardado, y la encuentras toda arrugada, y ahora el trabajo es doble, pues tienes que planchar para después poder colgar.

En fin, aquí les dejo algunos pasos que pueden usar al momento de comenzar a reordenar el closet, tras un cambio de temporada.

 TIP IMPORTANTE:

Primero abre tu armario y revisa aquellas prendas que puedes utilizar en todo el año, ya sean camisetas, chaquetas de entretiempo, o pantalones. 

  1. A la hora de sacar y guardar la ropa, dóblalas de la mejor posible en una caja para que estás logren caber. Lo mejor que puedes hacer es colocar etiquetas en las cajas en donde sepas que es lo que guardaste, así cuando estés en búsqueda de algo en especial sepas lo que contiene cada caja, y sea menos intensa tu búsqueda.

  1. Observa y escoge bien que es lo que ya NO te sirve, no tengas miedo de desprenderte de aquel vestido que en algún tiempo significó algo, pero tienes años de no usar, dona aquello que a ti ya no te sirve, te aseguro que harás feliz a muchas personas, además siempre vendrá ropa nueva, y lo mejor es que tendrás suficiente espacio para acomodar y guardar.
  2. Por último, mi recomendación es que lo hagas un día que no tengas ningún otro pendiente, reorganizar nuestro closet, requiere de mucho labor aunque no lo parezca, mentalmente tienes que estar consiente de lo que ya no necesitas, de lo que sí, y de lo que por el momento debe ser guardado en caja. Así que cuando lo hagas, tomate tu tiempo, ponte ropa cómoda y música para ambientar.

 

Marcela Terán

 

Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close