Una noche mágica: Burgo Fashion Show.

Al punto de las 8:00 p.m. se abrieron puertas y ¡empezó el show! Una entrada al venue (Estación Indianilla) decorada con dibujos, bocetos, sketches, hicieron de la llegada al evento muy adoc, para después seguirle con el corner de diseñadores, donde se encontraban prendas, accesorios, entre otros, como muestra del talento desarrollado por los alumnos y ex alumnos del Instituto Burgo. Siguiéndole con la exposición de piezas en maniquíes sobre todo el salón, iluminadas con enormes luces brillantes, destellando los hermosos diseños. Para finalizar el recorrido, se encontraba el área de social, listos para agarrar un delicioso drink e ir a buscar el respectivo asiento de cada invitado en pasarela para esperar el comienzo de lo que todos estábamos anhelando, la aclamada pasarela.

Tuve el grandísimo honor de abrir la pasarela con mi colección de trajes de baño (mi primer colección), acompañada de música lounge, modelos de ensueño y una multitud intimidante, para después abrir el camino a mis fellow designers y seguir el runway. Francisco Aguilar fue el encargado en cerrar el fashion show con una colección increíble. Todo backstage fue totalmente caótico, pero ese caótico que atrae, ese que amas y odias. Mientras que los 45 minutos que duró la pasarela se sintieron como 10 minutos, empezó el cambio de música, todos corriendo en backstage ¡como locos! El staff gritando casi desesperados por alinearnos a todos (los diseñadores). ¡Melissa al frente! Escuché a lo lejos, luces brillantes y hasta casi cegadoras, acompañados de calurosos aplausos, ovaciones y gritos fuertes (probablemente de mi familia), hicieron de mi salida a la pasarela, uno de los mejores momentos de mi vida. Todos los diseñadores salimos al lado de una modelo vistiendo lo que llamamos el “look final” (aka, Killer design). Sonrisas, alegría, entusiasmo y hasta euforia se vivió dentro y fuera de la pasarela.

El gran jurado formado por Fhernando Colunga, Beatriz Calles, Lucy Lara, Ale Siller y Lorena Ríos (¡Wow!) fueron los encargados en presenciar las colecciones y decidir quiénes serían los ganadores de la noche. Daniela Mollo tomó el 3er lugar, Flor Sol Necis fue la ganadora del 2do lugar y como era de esperarse (¡porque todos amamos su colección!), Francisco Aguilar se llevó el 1er lugar. Pero en realidad todos fuimos ganadores esa noche, el estar presente en tan importante evento para el Instituto y tener la oportunidad de exponer nuestras colecciones, conllevó esfuerzo, dolores de cabeza, frustración, trabajo duro, sueños, pero sobre todo, mucho amor. Amor que se expuso en forma de prendas únicas sobre la pasarela. No hay mejor sentimiento que esto. El convivir y rodearse de personas empoderadas y talentosas no tiene precio. En todo el evento se respiró moda, creatividad, estilo, emoción y talento, muchísimo talento mexicano.

Contamos con la presencia de grandes personalidades como; Takatoshi Kawakami (Presidente de Brother Industries), Miroslava Montemayor, Anna Fusoni, Sara Galindo, Gabriel Ibarzabal, Iliana Abreu, Nissim Betesh, entre muchos otros. (Entenderás el porqué de la multitud intimidante).

Nada de esto hubiera sido posible sin el incansable apoyo de nuestras directoras Lorena Ríos y Ale Siller. Son un claro ejemplo de que el trabajar duro y tener la dedicación absoluta, da frutos, enseñándonos que nada es imposible. Todo el equipo Burgo logró crear una atmósfera única y energética, perfecta para la celebración de la moda mexicana y su gran talento.

 

¡Gracias Burgo!

Melissa Jáuregui