3 maneras fáciles de estilizar tu atuendo en segundos.

Hay un montón de trucos de estilo para poder reanimar, revivir o reutilizar la ropa que tenemos nuestro armario y en un mundo en donde el slow fashion es un tema cada vez más recurrente, darle ese toque de vida a nuestras piezas puede ser más fácil de lo que creemos.

  1. ¡Hola, pañuelos!

Un pañuelo es un accesorio que puedes usar de maneras inimaginables. Lo más obvio, utilízalo alrededor del cuello, pero si quieres salir de la rutina, puedes usarlo como cordonera de tu bolsillo, o amarrarlo en el cinturón de cualquier pantalón. Con estampados, de colores eléctricos o lisos, también se pueden utilizar como bandanas en el cabello, en el puño de nuestra muñeca o como tobilleras. ¿Quién se nos une y le dice adiós a la rutina?

  1. Tijeras al ataque. 

Cuando una de nuestras camisetas favoritas ya no es lo suficientemente atractiva para nuestro guardarropa es tiempo de llamar a nuestras mejores amigas: las tijeras. En lugar de tirarla, donarlas o venderla, podemos reinventar nuestra favorita con un poco de ingenio y unos cuantos cortes. Lo mismo sucede con faldas, pantalones y suéteres: desmenúzalos, rásgalos o córtalos, unas cuantas pasadas podrían ser el twist perfecto para una pieza antigua y modernizarla por completo.

  1. Personalízalo.

En una era llena de fast fashion y miles de robots luciendo iguales, personalizar una prenda es una excelente manera de hacer una declaración. Hay un millón de maneras de personalizar una prenda: parches, estoperoles, pines, recortes y dibujos hechos a mano son sólo algunas de las maneras de darle un toque personal a tu pieza favorita, muestra tu personalidad a través de lo que utilizas, pinta tu chaqueta de cuero con pintura acrílica, o desgarra tu chamarra denim favorita, llena de pines tu blazer con cortes asimétricos y plancha un parche en tus jeans favoritos, todo se vale al momento de personalizar una prenda.

Hiram Pinto.

www.hirampinto.com / www.instagram.com/thebabymilk