Combinar estas dos tonalidades parecerá algo que no llame la atención ya que pueden parecer contrastes muy básicos, pero con el uso correcto de texturas y siguiendo siempre tu estilo, romperás con la monotonía de estos colores oscuros.

Si la idea es resaltar el tono de tu piel,  el azul marino es ideal para iluminar, llévalo en prendas como sacos o blusas.

  • Siempre clásica

Es difícil usar colores cuando eres fiel del total black, portando prendas azul marino en la parte inferior te hará sentir igual de cómoda teniendo la seguridad de seguir luciendo clásica.

  • Texturas

La ventaja de portar estas dos tonalidades es el poder jugar con texturas atrevidas, difícilmente habrá error en tus looks.

No esperes más y empieza a llevar esta tendencia.

Luisa Franco