Todas sabemos que la originalidad y autenticidad en nuestros productos son muy importantes. Desde que Gabrielle Chanel nos regalo la bolsa Chanel en 1955, la icónica 2.55, miles de mujeres han comprado y amado este accesorio que jamás pasara de moda. Algo que inicio como una simple bolsa de correa para la mujer libre y fabulosa, a seguido manteniendo su popularidad con las amantes de las bolsas.

 

Estos son algunos tips que te pueden servir si deseas comprar una bolsa original de Chanel y evitar que te vean la cara. Ante todo la autenticidad.

Son muchas las características que definen el estilo de una bolsa Chanel, pero aquí te diré como distinguir si tu 2.55 fue hecha por manos confiables.

Lo principal son las costuras de diamante, inspiradas por las chaquetas de jockey’s que corrían a caballo. Cuando abres tu bolsa Chanel, tiene que contar con 7 bolsillos, cada uno para su propósito, sin olvidar el bolsillo principal que esta en la parte de atras, llamado La sonrisa de La Monalisa.

Otra forma de comprobar la autenticidad de tu bolsa, es contar las costuras de cada diamante en la piel de la bolsa, si son 11 de cada lado del rombo tu bolsa es original.

En cuanto a el seguro CC de la bolsa, puedes guiarte en la forma. La replicas de Chanel tienen las C’s un poco redondeadas, cuando en las originales, su forma es muy derecha y plana.

-Ale de la Fuente