Las tendencias no solamente se reflejan en colores, cortes y piezas icónicas. También el estilo de cómo llevamos la ropa puede ser una tendencia y para esta temporada el off-shoulder es nuestra obsesión.

Podemos agradecer a Gvasalia (Diseñador Alemán que sustituyó a Alexander Wang al frente de Balenciaga.) por esta obra de arte. El alargado de hombros o fuera de hombros hizo su debut en la colección Otoño – Invierno 2016 de Balenciaga, en donde la mayoría de las prendas estaban estilizadas de una manera en la que los hombros parecían estar “pelados” hacia abajo, situación que causó un montón de reacciones de los espectadores y de los amantes de la moda en general.

Llevar los hombros alargados es algo moderno que sale de lo ordinario, tiene un encanto a la mirada que parece indiferente y desaliñado y por más fácil que parezca portarlo, la situación se torna complicada, un tanto más que ponerse un abrigo de la manera correcta. A pesar de ser algo relativamente nuevo, es indudable que esta tendencia tiene un aire de la alta costura de los años cincuenta, donde los abrigos se apilaban sobre los hombros de manera que el cuello quedase descubierto y luciera mucho más alargado, combinándolo con la joyería correcta.

Pero, llevar esta tendencia también se trata de aspectos básicos referentes a telas y cortes y reglas muy obvias: no se pueden utilizar los hombros alargados si no se está utilizando un abrigo de una composición maleable, las telas deben de ser fluidas para lograr tener éxito y doblar lo más posible la prenda, esto es de suma importancia, puesto que sería inútil intentar seguir esta tendencia con abrigos de sastre o de telas muy pesadas. Otra regla para lucir los hombros alargados de la mejor manera posible es olvidarnos de los molestos bolsos que sólo enrojecerán los hombros y entorpecerán el atuendo; lo ideal en cuánto a accesorios serán los bolsos de mano o pequeños clutch que podemos colocar en nuestro pantalón o en cualquier bolsillo accesible.

Una manera fácil de combinar esta tendencia es con camisetas cuello cisne o con cuello tipo choker. En invierno, será esencial mantener nuestra ropa lo más ajustada posible para así lucir el cuello más alargado y claro, así no deformar las capas que forma el dobladillo del abrigo que estemos utilizando para esta tendencia.

A pesar de que esta tendencia tuvo una presencia increíble en las semanas de la moda del reciente año, se corre el peligro de que pueda llegar a su fin la siguiente temporada –así como sucedió con las camisetas acampanadas que desaparecieron por completo.–  por lo mismo, es hora de sacar nuestro abrigo favorito, ajustarnos el cinturón y llevar nuestros hombros alargados al descubierto.

Hiram Pinto.

www.hirampinto.com / www.instagram.com/thebabymilk