Comentaba en uno de mis artículos anteriores sobre la mudanza que estoy teniendo actualmente.

 Precisamente hace unos días me encontraba viendo fotografías de cuando estaba chica, así como de viajes y recuerdos acumulados.

Me topé con un bonche de fotografías de un viaje a NYC de mis Papás y no pude evitar ver detenidamente una por una. ¡Qué hermosa es la fotografía! Hace más de 15 años que sucedió ese viaje ymi Mamá tiene su outfit #onpoint literalmente.

Me hizo preguntarme sobre la fotografía a través de los años, ese feeling que te da cada vez que sostienes una fotografía en tus manos, el sentimiento inmediato que te transporta a ese momento tan específico.

¿Qué me dices de la sensación de sostener una revista o un libro? Leerlo, hojearlo, simplemente admirarlo. Por más que pase el tiempo it never gets old.

La fotografía y la moda son artes creativas similares que hoy en día van de la mano para su máxima expresión artistica. Desde hace varios años se creó el género específico de fotografía de moda, el cual se dedica a ilustrar prendas y artículos relacionados con la moda. Ha desarrollado su propia estética, donde cada escenario tiene su propio storytelling a través de la vestimenta que se presenta.

Las sesiones fotográficas no tienen límite de creación. Desde un paisaje natural con una puesta de sol impresionante, hasta un set completamente producido a la perfección. Todo depende de lo que la colección de prendas busca manisfestar y comunicar a su público.

 Como era de esperarse, Vogue fue la primer revista en poner en práctica ambas ramas, destacado como uno de los momentos más importantes en la historia de la fotografía de la moda. Antes de seguir, quisiera agregar que inicialmente este movimiento se originó en Francia (¡obvio!). Hasta que la revista superó las expectativas creando junto con los mejores fotógrafos de la época, sesiones especiales y exclusivas, transformando  este género en una relevante forma de arte.

Las mejores fotografías son aquellas que te hacen recordar ese preciso momento, o incluso que te llevan a imaginar en estar ahí presente. Lo mismo sucede con la fotografía de moda, su propósito es hacerte soñar sobre las hermosas prendas que vemos en las modelos o en el maravilloso set cuidadosamente estudiado para su perfecta proyección.

¡Nunca botes tus fotografías! No sabes cuándo puedan llegar a inspirarte, o simplemente para recordar los lindos momentos vividos.

Melissa Jáuregui

Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close