Coach se ha convertido en la marca de moda favorita de los millenial. Con accesorios, calzado y prendas que enamoran desde que se presentan en el desfile, los directores creativos Victor Luis y Stuart Vevers han hecho de la marca un festín de la época de oro americana, que de la mano con su legión de fans y artistas enamorados de la misma, la han transformado en una de las más ricas de la actual industria, alcanzando ganancias de $6 billones de dólares anuales.

En Enero de 2015, Coach adquirió Stuart Weitzman, una firma de zapatos valuada en $574 millones de dólares y Kate Spade fue añadida a su portafolio de adquisiciones el pasado Mayo, ésta última valuada en $2.5 billones de dólares. Con estas consecuciones, Coach se ha posicionado como un socio estratégico para ambas marcas que busca, además de respetar su cultura, ofrecer recursos de negocios para las mismas en una mayor escala, aumentando su potencial y sus ganancias.

Sin embargo, a partir de Octubre 31 del presente año, Coach cambiará su nombre a Tapestry, después de una larga búsqueda del nombre correcto, Tapestry es el apodo que según sus directivos, refleja esta expansión del grupo de lujo.

“En Tapestry encontramos un nombre que habla de creatividad, artesanía, autenticidad e inclusión en una plataforma y valores compartidos, buscamos un nombre que reflejara dichos valores y expresara la diversidad cultural de nuestra gente y de nuestras marcas para el presente y el futuro.” Explicó Victor Luis, director ejecutivo. “(…) Creemos que Tapestry puede crecer con nuestro portafolio y con nuestras marcas actuales a medida que se extienden a nuevas categorías y mercados. El nombre engloba nuestra marca creativa y nuestro negocio centrado en el consumidor, a la vez que representa el profundo patrimonio del grupo. Y lo que es más importante, estamos estableciendo una identidad corporativa fuerte y diferenciada, que permite a nuestras marcas expresar sus personalidades individuales y su lenguaje único a los consumidores.”

Este cambio nace después de que el grupo de lujo realizara las adquisiciones de Stuart Weitzman y Kate Spade. No obstante, se aclaró que Coach mantendrá su misma línea de bolsos y ropa para hombre y mujer, sin cambio alguno.

Lo que hace a Tapestry una unión única es la fuerza que tienen las tres marcas de manera individual, al mismo tiempo, compartiendo claras similitudes como el optimismo, inclusión e innovación. Coach, Stuart Weitzman y Kate Spade tienen un propósito único en la moda y satisfacen diferentes necesidades dentro del mercado global de más de $80 billones de dólares, de esta manera, será interesante observar como esta adquisición o alianza entre dichas marcas, cambia el rumbo de la industria.

Hiram Pinto.
www.hirampinto.com / www.instagram.com/thebabymilk