La industria de la moda esta tomando pasos de bebe a un futuro en el que el cuerpo de una mujer no tiene que ser sumamente delgado para ser aceptado y atractivo. Y dos compañías muy importantes en la moda se están dando cuenta de que tienen que hacer cambios.

LVMH es dueño de marcas como, Marc Jacobs, Louis Vuitton y Givenchy. Por otro lado tenemos a Kering que posee a Yves Saint Laurent, Puma y Gucci. Estos dos influyentes en la moda hicieron pacto para no contratar a modelos que son talla 0 o mas baja. Una voz cercana a esas marcas dijo, «Esperamos que podamos inspirar a la industria a seguir nuestros pasos para hacer una gran diferencia respecto a las condiciones de las modelos que trabajan en la industria de la moda al rededor del mundo.»

El tema de la anorexia no es taboo. Hace unos meses tuvimos la oportunidad de presenciar otra maravillosa actuación de Lily Collins para la película de Netflix, To The Bone, que muestra el peligro de lo que es fanatizarse  con mujeres extremadamente delgadas.

Cuando hablamos del cuerpo humano siempre se tiene que tomar en cuenta todos los factores que hacen de cada persona lo que es en relación a su cuerpo. Todos tienen diferentes tamaños y formas, y lo que no es debatible es una buena salud, que también viene en diferentes tamaños y formas.

Creo que lo que estos influyentes están tratando de decirnos es que no tenemos que convertir nuestro cuerpo en algo que parece ser atractivo para muchos. Sera interesante ver como en este mes de la moda aplicaran estas nuevas reglas para las marcas involucradas. Lo único que se es que es un cambio para más diversidad y eso es algo increíble.

-Ale de la Fuente