Estoy segura que con solo leer el título ya adivinaste de qué color estoy hablando… ¡blanco!

Desde hace muchos años se implementó la regla entre todas las fashionistas de que los zapatos blancos eran un pecado para la moda y no eran válidos bajo ninguna circunstancia fuera del uniforme médico o algún disfraz que lo amerite.

Las responsables de que los zapatos blancos reflejaran vulgaridad y mal gusto fue culpa de las Essex Girls. Sin embargo, con el paso de los años esta visión ha ido revolucionando y personas con gran prestigio en el mundo de la moda han optado por usarlos.

Algunas de las valientes que deslumbraron por las calles y en las redes sociales con un par de zapatos blancos fueron Olivia Palermo, una de las influencias más grandes de la moda, Alexandra Shulman, la editora de Vogue británico y la marca que estaba regresando a tomar el prestigio que ahora logró recuperar, Céline.

Este año, sobretodo este mes de fashion week, hemos podido apreciar este ítem que ha llamado la atención de todos, pues muchas bloggers, influencers y fashionistas están acaparando el streetstyle, shows y photoshoots con estos zapatos, sobre todo botines, mules, hooties y stilettos.

Al parecer, las grandes firmas se pusieron de acuerdo para romper este odio y reproche por los zapatos blancos y se pusieron la meta de implementar una visión cool, arriesgada y moderna de ellos.

Si te gusta intentar cosas nuevas y te late esta nueva tendencia, aquí te dejo algunas marcas que exhibieron zapatos blancos en sus pasarelas pasadas para este otoño: Michael Kors, Céline, Gucci, Marni y por supuesto Balenciaga que ha sido muy aclamada por sus ya icónicas botas.

Por supuesto las fast fashion también sacaron esta tendencia entre sus propuestas para este otoño. Si no quieres hacer una gran inversión porque no sabes si te encanta o no esta tendencia, te recomiendo comprar un par en Zara o en H&M donde hay opciones igual de padres a un precio más accesible.

Andrea Lizarraga