Tal vez creas que es un poco temprano para estar pensando en las tendencias que quieres adquirir para este otoño, pero, como es de esperarse, las grandes casas de moda ya empezaron a mostrar sus nuevas propuestas y por supuesto, las fast-fashion se pusieron rápido las pilas y comenzaron a crear piezas inspiradas en ellas.

La pieza que será un must-have para el otoño y lo seguirá siendo en invierno, ya se está volviendo popular desde ahorita, pues todas las influencers, bloggers y amantes de la moda están acaparando las redes sociales con ellas puestas. Estoy hablando de la “sock pumps”.

  

Si no estás sorprendida con esta nueva propuesta, probablemente es porque ya la habías visto antes… ¿no te acuerdas?, te aseguro que después de leer el siguiente nombre sí: KANYE.

Se trata de un botín tobillero ajustado en la pierna, y la peculiaridad de éste es que es una especie de híbrido creado de la combinación del botín convencional y calcetines.

Aunque este nuevo modelo de zapato es algo inusual y diferente, distintas marcas han logrado adaptarlas a su estilo, pues no solo las fanáticas del streetwear podrán usarlas.

Las fast-fashion como Zara ya comenzaron a ofrecer estos botines en diferentes sucursales, y los diseños son distintos para toda clase de gustos. Hay botines lisos, estampados, de terciopelo, brillantes y muchas otras opciones.

La gran costura parisina está apostando por estos botines también, como, por ejemplo, Monique Lhuillier, la firma que sorprendió en su desfile con la aparición de botines combinados con vestidos femeninos, sofisticados y de high couture.

Si tienes la suerte de vivir en un lugar con clima frío estos zapatos serán tus aliados, y si vives en un lugar más cálido, pero te encanta esta nueva tendencia, ¡cómpralas!, pues siempre las podrás combinar con un vestido o falda y usar en viajes.

Andrea Lizarraga