¿Traje de baño o ropa interior? Realmente no es un término nuevo, ya que tiene tiempo en el mercado. La diferencia entre estas dos prendas es el uso que le damos. El «swimgerie» naturalmente fue inventado para usar el traje de baño como ropa interior y la ropa interior como traje de baño, aunque no me imagino en la playa con ligas y encaje (¡que incómodo!) en su momento sorprendió la mezcla de vestimenta.

En la actualidad, la tendencia se está usando como complementario a un outfit del día a día. ¿Qué sucede si estás en una pool party y tienes plan de cena o drinks después? La respuesta es sencilla; un traje de baño básico que se vea bien con un par de jeans.

El truco está en adquirir (si es que no tienes) trajes de baño básicos y clásicos, sencillos e incluso hasta minimalistas, para que sea la combinación perfecta entre beachy y city chic, sin tener que arriesgar tu look. De esta manera puedes utilizar tu swimwear de muchísimas maneras sin encasillarte para uso exclusivo de playa.

Tomando en cuenta que la tendencia es referida sólo a la parte superior del bikini, se pueden crear looks desde pool chic, hasta para conciertos o incluso una noche de fiesta, la cosa está en saber utilizar el bikini o traje completo de la mejor manera, sin tener que mostrar demasiada piel o que caiga en lo vulgar. La tendencia es súper sencilla ya que la ropa de baño se puede hacer pasar por una blusa, un bra o top deportivo, haciéndolo fácil de coordinar.

El Swimgerie está cada vez más presente, pone en cuestión las reglas sobre la vestimenta del traje de baño, porque después de todo, es un traje de baño. ¿Cuál es su función si no es para «bañarlo»? Las telas como la licra son extremadamente funcionales, utilizadas regularmente para la ropa de baño, por el stretch y comodidad que brinda al momento de vestirlas. Imagínate esa suavidad y confort en tu outfit diario, además de lo súper hot que vas a lucir. ¿Quién se apunta?

La moda nos enseña que podemos ser flexibles e incluso nos anima para ser creativos en nuestra forma de vestir, creando un lenguaje de expresión sin tener que precisamente hablar.

Es lo divertido y emocionante de la moda, todo es válido y nada es incorrecto (bueno, casi todo).

¿Te animas a llevar el swimgerie?

Melissa Jáuregui

 

Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close