Imaginemos que estamos en la comodidad de nuestro hogar y podemos hacer cualquier cosa que queramos. ¿Salir a dejar la basura en ropa interior? Nadie nos observa. ¿Utilizar camisetas oversize como pijama? ¡Para eso se inventaron! ¿Bailar en la cocina mientras comemos una banana? Todo es posible. ¿Encontrarle un nuevo uso a nuestras pantuflas? It’s a yes.

A pesar de que los slippers han existido por años y siempre los hemos utilizado en situaciones muy específicas como un atuendo de domingo por la mañana o combinados con nuestro traje de etiqueta, estamos reintroduciendo a las singulares zapatillas y tratando de reincorporarlas al mundo exterior. Las casi-pantuflas que disfrutamos para estar holgados en casa ahora son los zapatos de moda por excelencia gracias a firmas como Gucci, Yves Saint Laurent y Versace.

Afortunadamente la moda masculina está evolucionando y nos encontramos en un momento donde nuestros pantalones se están volviendo más amplios y los tejidos de nuestras prendas son más suaves, así que también nuestros zapatos se están adaptando al cambio. ¿Quién quiere toparse con calzado rígido como roca cuando llevamos nuestro soft velvet suit puesto? Nadie. Por eso estamos agradecidos de que los slippers hayan decidido dejar su lugar a un lado de la cama y estén besando el pavimento.

En una era donde todo es casual, también lo que utilizamos en los pies debería de serlo; desde tenis de yute hasta chancletas deportivas, los zapatos han alcanzado un nuevo nivel de desfachatez que convierten la línea de lo molesto a lo cómodo en algo muy borroso y los slippers están más de éste lado cómodo, entonces, ¿Cómo podemos utilizarlos y no parecer que nos importa un cacahuate nuestro atuendo? Podemos combinar slippers con nuestros vaqueros favoritos, con bermudas o shorts, con los nuevos chinos y también forrados con la más fina etiqueta, el consejo aquí sería mantenerlo simple: unas cuántas borlas, un tejido estampado o un poco de bordado son más que suficientes ya que los slippers son una declaración de estilo y hablarán por sí mismos.

Una de las grandes ventajas de los slippers es que son comodísimos, así que una vez que comiences con la rutina de utilizarlos para el diario será muy difícil regresar a la estructura básica de todos los demás zapatos. Sí, tal vez al principio tus amigos y familiares apuntarán la mirada a tu calzado, pero al final de cuentas, ¿quién quita que después ellos se unan a la locura por los slippers?

Hiram Pinto.

www.hirampinto.com / www.instagram.com/thebabymilk