La manera en como nos comunicamos ha evolucionado, sin embargo, en la era en la que vivimos, no hay manera de quedarte callado ante las situaciones que se nos presentan día a día.

 

Gracias a que los millenial estamos más conectados e involucrados en la cultura y política de nuestro país donde residimos, últimamente tenemos mucho que decir, así como también nuestras camisetas. Hoy en día nuestra vestimenta habla por si misma, literalmente.

Ha surgido una tendencia con gran relevancia para la industria, donde diseñadores, marcas y firmas de moda se han unido para expresar y protestar ante temas y situaciones actuales, esperando despertar conversaciones con nosotros mismos y como sociedad, para fomentar y estimular interés en las adversidades que se presentan en la actualidad.

 

Las protestas abiertas se han visto desde temporadas pasadas en las pasarelas, desde Nueva York Fashion Week hasta Paris, donde diseñadores tomaron sus Runways como plataforma personal para alzar la voz sobre la postura en la que se encuentran socialmente. Además de este gran movimiento, se le ha sumado; los mensajes de buena voluntad, en la que se trata de mandar mensajes positivos y optimistas al mundo.

 

No solamente la moda se ha involucrado en la política favoreciendo el feminismo, ahora también se ha propuesto ser fuente de inspiración para aquellos soñadores, donde se pretende promover la autoestima, incentivar y alentar la búsqueda de la satisfacción y felicidad, impulsando la seguridad en nosotros mismos.

La moda y la libertad de expresión van de la mano, son parte del mismo camino y se plasma de distintas maneras. Las palabras son un arma poderosa, saberlas utilizar y expresar, es el mayor resultado de éxito que se puede obtener de una tendencia de moda que promete establecer un movimiento social para un mundo mejor en todos los aspectos.

Esta preferencia se hace cargo de poner en el lugar adecuado las protestas, exigencias, mensajes de esperanza y amor de la sociedad en los outfits de los individuos, porque no sólo es vestirlo, es creerlo, generando acción ante la idea que se quiere exponer, haciéndolo símbolo de manifestación, llevando la tendencia más allá de lo temporal, usar la moda como catapulta hacia el reconocimiento de la libertad de expresión, para crear un cambio positivo en nuestra cultura y sociedad.

 

La tendencia también se ha convertido para las celebridades el arma de elección para crear declaraciones personales, protestar y decir lo que piensan, sin siquiera decir una sola palabra.

 

Seamos una voz que abre caminos, para crear propuesta sobre el poder que tenemos en nosotros, portando y vistiendo el cambio que queremos originar, usando un fashion statement no sólo como la tendencia hot del momento, y poder crecer como comunidad, como nación, y como mundo.

Melissa Jáuregui