Con motivo del 10º aniversario del Instituto Di Moda Burgo les dejo esta entrevista a dos mujeres que le dan el Girl Power al equipo Burgo sede CDMX.

Graciela Trueba, tapatía encargada de Relaciones Públicas y Fiorella Alberti quien después de vivir 7 años en Milán, Italia llega como Coordinadora Académica.

Desde su punto de vista, ¿Cuál piensan que es el sello del Instituto Burgo?

G– Definitivamente el sello del Instituto di Moda Burgo es el trato personalizado, la variedad de sus programas y su cercanía con el sector de la moda. Definitivamente el sello del Instituto di Moda Burgo es el trato personalizado, la variedad de sus programas y su cercanía con el sector de la moda.

F– El sello del Instituto di Moda Burgo es sin duda la calidad en la realización de las cosas, es decir, nos enfocamos mucho en que todas las prendas confeccionadas y todas las ilustraciones realizadas sean de alta calidad y con una presentación impecable. Lo Made in Italy en México.

¿Cuál es su parte favorita de trabajar en Burgo?

 

G– Lo que más me gusta de trabajar en Burgo es poder hacer día con día lo que más me gusta en un ambiente laboral ameno y en equipo. Además conocer mucha gente del medio que inspira debido a que hacen lo que aman y desean impulsar el talento mexicano.

 

F– Poder compartir mis conocimientos y experiencias con los nuevos talentos en la moda, ser parte del desarrollo de sus carreras para lograr formar a nuevos diseñadores talentosos y triunfadores.

Desde que iniciaron su carrera trabajando aquí, ¿Ha cambiado su visión del mundo de la moda?

G– Radicalmente, ya que es más que un negocio, es una experiencia de vida y además aspiracional para mucha gente así como motivacional para inspirar a los nuevos talentos. Lo más importante es que cada vez la cultura de comprar moda mexicana cada vez se ve más, por lo que eso inspira a unirnos más.

F- Mi visión en el mundo de la moda ha ido cambiando ya que México es un país lleno de tradiciones, colores, sabores…. lo que hace que la moda per se sea distinta a otros países. Ha cambiado ya que día con día trato con diseñadores mexicanos, existentes y los emergentes, lo que hace enriquecerme en cuanto a la visión que tenía de la moda antes de llegar a México.

Con el tiempo que llevo en Burgo se que existe mucho potencial en México, que hay mucha gente talentosa que estoy segura serán todo un éxito no solo en México sino en el mundo.

 

Luisa Franco

 

Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close