Al contrario de lo que la mayoría podría pensar, la moda no tiene que ser un conjunto de incomodidades y malos ratos, de hecho, muchas veces se parece más de lo que creemos a nuestra vida diaria, en donde el confort no está de lado sino que nos acompaña día con día.

Así es como la pijama continúa queriendo salir de nuestras habitaciones, convirtiéndose en la pieza principal no sólo para ir a la cama, sino para todas las demás ocasiones en donde se involucren zapatos altos y accesorios pesados. Es por eso que los diseñadores apuestan una vez más por esta tendencia que ha ido evolucionando poco a poco desde el 2013, cuando Marc Jacobs presentó su colección Otoño/Invierno con un sinfín de piezas estilo homewear y que él mismo portó orgulloso al final de la pasarela.

Este tipo de piezas se caracterizan por lucir en seda o raso, con botones centrales, cuello en pico y estampados muy singulares principalmente a rayas o floreados y a pesar de que lucen increíbles en conjunto de camisón y pantalón, también se pueden ver en total looks como en monos y batones.

Es común que las nuevas propuestas nos parezcan inverosímiles y el caso de las pijamas concuerda perfecto con este pensamiento pues se tiene la creencia de que entre más arreglados estemos, mejor nos vemos y esa es la razón por la cual esta tendencia se ha visto lenta, pero no nos atrevemos a enterrarla, pues tanto diseñadores como personas influenciadas por el estilo, la han mantenido a flote, haciéndola brillar en la última semana de la moda tanto en las calles como en la pasarela con firmas como Lanvin, Fendi y Dolce & Gabbana exponiendo la pijama como principal concepto en sus últimas colecciones.

¿La obsesión de la pijama en esta última temporada? Combinarla con zapatos sin talones, camisetas con logotipos maxi, con aplicaciones y por supuesto, en cortes oversize, que no sólo nos hacen tener el look, sino el mood perfecto para lucir esta tendencia.

Hay que recordar que lo más importante es sentirnos cómodos con lo que tenemos puesto, pues es así como nuestro bienestar se va a reflejar ante los demás y si bien esta tendencia está muy fuera de lo ordinario, creo que todos nos podremos sentir identificados al momento de ponernos nuestra pijama. ¿Quién está listo para saltar de la cama, darse un baño y regresar a su pijama para salir a la calle?

Hiram Pinto.

www.hirampinto.com

 

Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close