Es difícil olvidar una frase tan memorable como la que nos obsequió Meryl Streep en su papel de Miranda Priestly para la película de The Devil Wears Prada hace apenas once años.

Florals? For spring? Groundbreaking.” es un enunciado que cuestiona la originalidad de la característica más común dentro de las colecciones primaverales que se presentan año con año: las flores, y es que a pesar de tener un montón de nuevas tendencias cada temporada y contar con una amplia gama de opciones para seguir estando a la moda sin recurrir a ellas, éstas siempre han sido una particularidad cuando nos referimos a la primavera.

La fascinación por las flores continúa este 2017 con una gran mayoría de diseñadores presentando el icónico patrón: Balenciaga, Dolce & Gabbana, Dior, Oscar de la Renta y Miu Miu son algunas de las firmas que nos incitan a acoger nuestro lado más sutil y llevar los estampados florales en una gama de colores suaves y tonos eléctricos.

Desde pequeños racimos hasta brotes marcados, existe un toque poético en el estilo más bonito de la temporada y para todos los que están dispuestos a vivir en una eterna floresta, la propuesta de este año incluye prendas exteriores, pantalones, zapatos, accesorios y toda pieza a la cuál se le puedan incluir flores, sin embargo el must de las colecciones fueron los vestidos corte maxi cubiertos de exagerados pétalos.

 

¿Mi parte favorita de las pasarelas de primavera de este año? La manera en la que lograron unificar tendencias. Las camisas con mangas de volantes, las rayas,  las transparencias, el denim y hasta los trajes sastre fueron víctimas del brote primaveral llenando sus estampados de grandes follajes.

Las flores nos invitan a divertirnos con estilo y a abrazar el romanticismo de la primavera, en lo personal creo que no se trata de una tendencia más, como la denominan todas las columnas de moda año con año, sino una tradición, una costumbre, un hábito que nos gusta repetir y que celebramos con alegría al revestirnos de colores por la llegada del aire de entretiempo y siendo honestos, ¿a quién no le gusta llevar un estampado floral en su vestimenta? Yo pienso que a todos. Quizás esa es la razón por la que las flores simplemente nunca desaparecerán y nos seguirán visitando con regularidad cada año en esta estación.

¿Ustedes de qué lado están? ¿Disfrutarán de nueva cuenta de las flores en su guardarropa u optarán por probar algo novedoso en su clóset?

Hiram Pinto.

www.hirampinto.com

 

Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close