La diseñadora británica Stella McCartney nunca ocultó su deseo por crear una línea de ropa masculina y por fin está sucediendo. Fue el verano del año pasado que la diseñadora dio la noticia de que exploraría la moda masculina y a principios de noviembre, McCartney nos presentaba su colección debut para hombres junto con la colección pre-primavera 2017 para mujeres en una pequeña capilla metodista situada frente al estudio Abbey Road en Londres.

“Es algo que comencé a analizar aproximadamente once años atrás cuando lancé mi colección con Adidas y un chico se me acercó a preguntarme: ‘¿Harías eso pero para hombres?’. Esa pregunta definitivamente plantó una semilla en mí.” ―comenta la diseñadora. “Mi tiempo en Savile Row inspiró tanto de lo que hago, y siento que es el momento adecuado para hablar con los hombres y darles lo que se merecen. Quiero entregarles lo que entrego a las mujeres: Un armario, una elección y ropa moderna.”

La pasarela fue todo un festín no sólo por el lanzamiento de este nuevo segmento dentro de su marca homónima, sino porque el desfile ofreció el concepto de “see now, buy now” que permitió a los asistentes adquirir la nueva colección justo después del show. Sin embargo y a diferencia de su línea para mujeres, la colección masculina no estará asociada con una temporada en particular, es decir, se lanzarán colecciones esporádicas basándose en la teoría de la diseñadora en la cual los hombres no analizan ni piensan en tendencias.

La inspiración en los barrios de Londres para esta primer colección es indiscutible y podemos darnos cuenta que el street style se ejecuta a la perfección en una combinación de textiles lisos, colores sólidos y cortes holgados que definen el carácter de los conjuntos como despreocupados y divertidos, algo que siempre ha estado presente en el ADN de McCartney.

 
Sujeto a esto, toda la colección parece estar diseñada para el hombre moderno, uno que no tiene miedo a las transiciones de la jornada y que cómodamente puede estar pidiendo su desayuno de huevos y panqueques a las once del día y también salir del antro a las tres de la mañana, todo con la misma vestimenta.
Algo en lo que debemos hacer énfasis es la ética sostenible
y libre de crueldad animal en todas las prendas de la colección, una base de trabajo fundamental para McCartney que se ha convertido en un sello personal. “Tenemos una relación hermosa con tantas mujeres que se basa en la intemporalidad y en la honestad y pensé: ‘¿Podemos entregar eso para los hombres?’. Ellos también deberían de ser capaces de comprar un par de vaqueros orgánicos y unos zapatos que no sean de cuero sin perder su estilo. Es algo que nuestros clientes ya dan por sentado.” ―señaló Stella, refiriéndose a la manera en la que se procesa su ropa para cuidar el medio ambiente.

No obstante, sabemos que lo que mueve a las marcas de lujo es un atractivo de estilo de vida ostentoso ―muy contrario a lo que McCartney desea expresar con su primer colección para hombres que ella misma describe como una revolución pacífica― y a pesar de que son muchas de estas marcas las que han apostado por comenzar a diseñar colecciones para hombres sin éxito, el futuro de Stella McCartney se ve brillante, lleno de actitud y en lo personal me deja con una duda: ¿porqué le tomó tanto tiempo lanzar su primer colección masculina?

Hiram Pinto

www.hirampinto.com