Se han dado cuenta de que cuando nuestro estado de animo cambia, también cambia nuestra forma de vestir? desgraciadamente cuando estamos tristes, como dice un dicho por ahí, ¨le echamos más leña al fuego¨, y nos ponemos a escuchar a jessie joy o a sin bandera nos negamos a salir a la calle,  nuestra vida aparenta ser un desastre, alguien se fue, alguien nos lastimó, o simplemente estamos tristes porque así somos las mujeres! tenemos días en los que nada más no nos entendemos, nos dejamos caer en  la cama y de ahí nadie nos saca hasta que nosotras mismas decidamos! y lo peor de todo, es que no hacemos nada por arreglarnos! nos importa un bledo, salir a la calle con la cara lavada y el mismo pans de hace tres días, porque estamos tristes!

Sin embargo, mientras lamentamos nuestro dolor, nos quedamos anhelando prácticamente con la boca abierta, a esa chava que pasa delante de nosotros porque su outfit esta increíble! el color de su cabello le luce demasiado padre! y sus zapatos jimmy choe esta para morirse! disfruta su estilo,  transmite seguridad, y aunque tal vez no tenga cuerpazo, ni su vida sea perfecta, ella le da amor a su vida.

Tal vez se estén preguntando, y a que va con esto? que tiene que ver esto, con como saber vestirnos o que tiene que ver con la moda?

Yo creo que independientemente de lo que dicen las tendencias de moda, si dejamos que nuestro estado de animo nos defina, perderemos el estilo o peor aun, perderemos la confianza en nosotras mismas, para definir nuestro propio estilo, en el peor de los casos, dejaremos de tener fe en nuestras decisiones, desde escoger una blusa, o hasta un vestido. No habrá tendencia, o consejo que sirva si no decidimos apostar por sentirnos mejor.

Seamos espontáneas, incluso cuando nuestra vida esté patas arriba, saquemos ese vestido que  resalta nuestra  figura, pongámonos esa blusa que nos hace sentir sexys o esos jeans que hace que nos veamos más nalgonas, vámonos de compras, compra o no compres pero a veces solo con  ver cosas nuevas nos hace inspirarnos, hagamos cosas que nos hacen sentir bien, que nos hacen sentirnos amadas por nosotras mismas, usemos nuestro color preferido! el lipstick que más nos encanta, escuchemos esas canciones que nos hacen sentir que valemos demasiado,  volvamos a la rutina de la vida diaria con una sonrisa.

Nos toca invertirle a nosotros mismas, pelease stop con eso de que ¨para que, o para quien me arreglo?¨ para ti y nada más que para ti.

Se egoísta cuando de amarte y mimarte se trata, hazlo, solo así irás descubriendo lo que te hace sentir cómoda y segura, lo que no va contigo, o lo que va demasiado.

Y  cuando te veas al espejo tu misma sin darte cuenta  te estarás dando palmaditas en la espalda.

Conócete, solo conociéndonos a nosotras mismas es que encontraremos nuestro estilo, lo que va y lo que no va con nosotros. *aplica en ropa,zapatos,situaciones y personas*.

 Aunque al principio sean baby steps, hazlo, cambia tu estado de animo para sentirte un poco mejor, cambia esa sudadera por una blusa que te haga resaltar, esos jeans viejos por unos skinny, prueba nuevos colores, y descarta los que te gusten, pero hazlo.

El cambio es una transición, pero es de las transiciones más bonitas que una persona puede pasar, porque estando ahí sabemos que cuando salgamos de ella, no volveremos a ser las mismas que entraron en ella.

Marce Terán