abercrombie_and_fitch_model

No será considerada como marca de lujo y ciertamente muchas personas dentro de la industria ni siquiera voltean a verla. Pero deberían de empezar a hacerlo. Si bien Abercrombie & Fitch no es la gran marca de diseñador no deja de ser un negocio bastante rentable (hasta hace unos meses) dentro de la industria indumentaria.

Y digo hace unos meses porque durante el 2013 sus acciones han caído un 25% y están desesperados por levantar estas cifras. Tanto que Abercrombie & Fitch se extenderá al mercado de tallas extra. Pero no es el hecho que se extiendan a este tipo de mercado lo que veo como medida desesperada, lo que veo como medida desesperada e incluso irónica es que precisamente hace algunos años el CEO de esta compañía y Hollister, Mike Jeffries, mencionó lo siguiente:

«En cada escuela están los chicos cool y populares, y están los que no son tan populares. Nosotros perseguimos a los chicos cool. Vamos tras el típico y atractivo chico americano que tiene una gran actitud y muchos amigos. Mucha gente no pertenece a nuestra ropa y no puede pertenecer. ¿Excluímos? Absolutamente.»

Por supuesto, se han dado cuenta que su «típico y atractivo chico americano que tiene una gran actitud y muchos amigos» no es suficiente para mantener sus ventas. Un gran error al leer y tratar de entender la tendencia hacia la que se dirige el mercado en general es lo que está llevando a Abercrombie a tener esta clase de problemas.

Es muy triste ver que no sólo no se abrían a un mercado que predomina en Estados Unidos sino que además discriminaban a ese mercado. Y ahora como medida de «rescate» quieren reconciliarse con ese mercado ofreciéndoles sus prendas «cool» en tallas extra. Sin embargo, siguen excluyendo a ese segmento del mercado ofreciéndoles prendas ÚNICAMENTE por venta online. Es decir, Abercrombie quiere seguir «cuidando» su imagen a través de las personas que entran a su tienda. ¿En serio Abercrombie?

Repito. NO es el hecho de que no ofrecieran prendas en tallas extra. A veces no es saludable tener un mercado meta amplio y por supuesto que está bien tener bien definido el tipo de consumidor que quieres tener. Pero eso no te da derecho de discriminar a otro segmento del mercado que sin duda pueden ser clientes potenciales.  Claramente, Abercrombie con las declaraciones de su CEO eliminó toda posibilidad de tener ese segmento de mercado como clientes potenciales. La respuesta ante esta situación en redes sociales de las personas en general ha sido abrumadora. Gente que compra tallas extra claramente no comprará Abercrombie e incluso aquellos que están acostumbrados a comprarla no están dispuestos a seguirla comprando. ¿Caerán más las acciones de esta compañía? Ciertamente es una lección de la que todos los que buscamos incursionar en esta industria podemos aprender.