Una vez más, Mercedes-Benz Fashion Week México regresó con cuatro días llenos de moda, tendencias, y statements que son perfectos para el clóset que se renovará con la llegada de la Primavera-Verano 2014. Por medio de 19 pasarelas, los diseñadores mexicanos (y algunos extranjeros invitados) lograron cautivarnos y emocionarnos por la llegada de la próxima temporada, que aunque parece estar lejana en estos primeros días de otoño, realmente se encuentra a la vuelta de la esquina en términos de moda.

El primer día, el encargado de inaugurar esta edición del Mercedes fue Alejandro Carlín, seguido de Cynthia Buttenklepper y Natalie Amkie, luego Alejandra Quesada, y cerrando con Rapsodia.

Alejandro Carlín, luego del corte del listón inaugural, presentó su colección titulada Ópalo. La pasarela de Carlín fue a su vez inaugurada por la top model mexicana Alejandra Infante quien hizo un «statement» al salir en un traje de baño y una bata con caída asimétrica ajustada con un cinto grueso gold que se vería a lo largo de la colección como gran influencia dando un toque glam. Carlín presentó una colección de siluetas femeninas con marcados cortes que resaltaban aún más el toque glamoroso y chic que quiso expresar en Ópalo.

1388709_10151868198318950_519128771_n

Los looks en general denotaban mucha frescura y tenían una esencia orgánica con telas vaporosas en una paleta que se conformó de rosa, nude, verde, aqua, fuscia y amarillo. Las siluetas eran enriquecidas con los accesorios, los cuales eran bold y completamente dorados.

Cynthia Buttenkleper y Natalie Amkie presentaron sus respectivas colecciones en el concepto The Box, introducido por MBFWMx desde la temporada pasada. Las modelos de Cynthia estaban en una composición que reflejaba placas de hielo y icebergs geométricos y se encontraban en diferentes posiciones como sentadas, paradas, y varias dibujaban en la misma composición arquitectónica hecha en madera con lápiz como parte de la presentación. El encargado de esta colaboración es el arquitecto catalán Dani Roselló.

972756_10151868207303950_874383466_n

Los looks fueron muy urbanos y a la vez deportivos, sin perder feminidad. Influencia de estilo minimal también se pudo percibir al mezclar siluetas asimétricas y rectas. Detalles como laser cut en leather y colores como el negro, verde olivo, palo de rosa, marfil y un estampado floral hicieron de esta colección una propuesta diferente y conceptual.

Natalie Amkie, quien presentó una colección diferente que la de Cynthia pero al mismo tiempo, mostró una cara totalmente diferente. Prendas que derrochaban lujo, feminidad y un aire contemporáneo. La gran influencia de drapeados demostró que muchas de las prendas eran modeladas, y no necesariamente patronadas, lo que le dio un toque extra a esta gran colección. Los colores que conformaron su paleta fueron azul marino, negro, café, rojo, así como toques en blanco.

Alejandra Quesada no sólo fue el highlight del día, sino uno de los highlights de toda la semana. Al ser ganadora del programa anunciado hace dos temporadas por MBFWMx y Coloürs es ahora socia del grupo AXO y está siendo asesorada y llevada de la mano por ellos. Y sin duda la influencia se dejó percibir con una gran mejora en el trabajo de Quesada.

El nombre de la colección fue “Infatuación” y está formada por looks retro-vintage. Cortes geométricos y combinaciones de texturas con transparencias, así como los prints de plátanos, pájaros, y sandías fueron lo que enriquecieron en gran medida esta propuesta.

1377439_10151868245933950_1843089147_n

 En general la propuesta de Alejandra Quesada fue muy colorida y alegre, y a pesar de estar compuesta de siluetas retro la colección se veía muy renovada y fresca. El styling, con accesorios como backpacks coloridos y joyería en colaboración con L’Imperatrice se consagró como sofisticado. Sin duda una de las mejores propuestas durante toda la semana.

Rapsodia:

Cacterizada por su estilo siempre indie y bohemio pero romántico y chic, esta temporada no fue la excepción. La colección fue inspirada en un viaje a Marruecos y se caracterizó por estampados y bordados bohemios y coloridos con aplicaciones como “espejos” pequeños.

Los looks tienen influencia masculina en sus siluetas, sin dejar atrás un estilo hippioso pero a la vez muy chic, muy “cool”.

CON COLABORACIÓN ESPECIAL DE PAU GONZÁLEZ.