De este lado de planeta, todos despertamos con una de las noticias más controversiales en la industria de la moda desde la caída de Galliano: Marc Jacobs deja Louis Vuitton.

OB-ZD058_jacobs_G_20131002053354

Después de 16 años en una de las casas más icónicas en el mundo, Marc Jacobs confirmaba su salida tras terminar el desfile de LV en lo que fue la última jornada de Fashion Week Season: la conclusión de PFW. Y si, claro, todos estamos en un estado parecido al shock pero, ¿sorprende realmente esta decisión?

Es muy común que en una industria como la nuestra los cambios sean constantes, por lo que 16 años ya resonaban en la historia que Marc y Louis Vuitton hicieron juntos. Y es que aunque se mencione como motivo de la salida el hecho de que Marc se concentrará en preparar su propia marca para un IPO (Initial Public Offering), no podemos evitar preguntarnos si las últimas decisiones en cuanto a estética de diseño influyeron en la salida de este talentoso pero rebelde diseñador. Recientemente las colecciones de Louis Vuitton parecían más Marc, que Vuitton y prueba de esto es que parecían un derivado de sus otras marcas.

Los rumores apuntan a que LVMH piensa en contratar a Nicolas Ghesquière para darle un refresh a Louis Vuitton y poderla volver a llevar al nivel de marca elitista y exclusiva que siempre estuvo destinada a ser desde su creación. Sin embargo, tomando en consideración que el grupo LVMH invertirá bastante dinero y tiempo para preparar a «Marc Jacobs» y «Marc by Marc Jacobs» para convertirlas en marcas públicas al vender sus acciones y así hacerlas mucho más rentables, las posibilidades de que la salida de Marc se debiera a un fallo en cuanto a ventas o diseño en Louis Vuitton suenan altamente improbables.

En cuanto a su última colección, Marc hizo un recorrido a través de sus diferentes presentaciones para LV y bañó de negro sus ideas. Los elevadores, las escaleras eléctricas, e incluso el famoso carrusel que cerrara PFW hace dos años por estas mismas fechas estaban ahí. Y las prendas: un homenaje a las musas que han acompañado a Marc en su recorrido como diseñador en Louis Vuitton, entre las cuales se encuentran Miuccia Prada e incluso Coco Chanel.

Sin duda extrañaremos a Marc en Louis Vuitton, pero su legado no sólo queda marcado, sino que queda tallado en piedra. Deseándole lo mejor en su nuevo camino, no podemos esperar por conocer al nuevo diseñador (o diseñadora) de una de las marcas de lujo francesa más famosas.

Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close