La industria de la moda no es controversy-free en ningún sentido. Si no es por las pieles utilizadas todavía por algunos diseñadores, son los comentarios racistas hechos por alguno de ellos mientras estaba borracho en algún lugar en París… ¿O por qué no? La adicción y complicada vida de la top model mejor pagada. En fin, nunca falta un nuevo problema o una nueva controversia. Esta vez, el sujeto de dicha controversia es nada más y nada menos que el diseñador Marc Jacobs, quien no es ajeno ni extraño a este tema en particular por cierto.

Recientemente, se diseñó una playera (para Marc by Marc Jacobs) con unas botas con estilo militar que simulan el artwork de la carátula de un CD de una banda llamada Skrewdriver, la cual se autoproclama como una banda neo-naziNot cool Jacobs. 

Hemos visto como la carrera de Galliano se sigue pisoteando y cayendo a pedazos por su antisemitismo públicamente expresado y como el mismísimo Karl Lagerfeld ha sido atacado por sus constantes mensajes controversiales respecto al sobrepeso de algunas estrellas, cuando quienes conocemos su historia sabemos que si alguien sufrió de este problema también fue él. En serio Marc, ¿no aprendes? Bien dicen que nadie aprende en cabeza ajena.

La similitud entre el print de la playera y el artwork del disco de la banda es innegable. Y a pesar de que el comunicado emitido por la casa Jacobs asegura que «no se intenta hacer una conexión con la banda ni mandar un mensaje de ningún tipo», se han visto obligados a retirar la mercancía en cuestión del mercado, incluso en tiendas departamentales como Nordstrom (aunque Saks sigue vendiéndola).

ImageImage

¿Ustedes qué piensan? ¿Será en verdad que no hay ninguna conexión? Quizás no la exista con el mensaje que transmite la banda en sí, pero la influencia es sumamente palpable. Y puede ser erróneamente interpretada por muchos.

Sólo tenemos un consejo para el señor Marc Jacobs: Marc, no hagas cosas buenas que parezcan malas.