Esta ocasión, la alumna Mónica Ávila nos comparte su experiencia en MBFWM:

«A lo largo de mi existencia he visto, sentido y decidido que lo más importante en la vida es la congruencia conmigo misma. Que sea cual sea mi decisión, la haga convencida y comprometida, algo fácil de decir pero difícil de realizar.

Con el compromiso personal de ser congruente en cada aspecto de mi vida comparto mi experiencia del Mercedes-Benz FashionWeek pv 2013.

En el pasado sostuve la creencia de que jamás podría asistir a un evento de modas y menos de participar activamente. Aunque tengo el firme deseo de ser una diseñadora reconocida y comprometida.

 El hecho de conocer realmente el mundo de la moda llena mi corazón de entusiasmo y a la vez lo aterra. A cada instante mi sueño va convirtiéndose en realidad, señal clara de que estoy haciendo lo que tengo que hacer para llegar a donde quiero llegar. Una vez más la vida me coloca en el punto, donde todo lo que alguna vez pensé, se vuelve realidad. El Mercedes-Benz FashionWeek es sin duda un evento en donde el compromiso, el apoyo y la convicción se unen en un ambiente de explosión, para crear algo maravilloso. Un escenario, donde el talento surge e invade el ambiente, con la invitación a que nos dejamos guiar por el sentimiento y disfrutar el espectáculo.

El participar activamente en este evento me abrió una visión  a acerca de los lugares a los que puedo acceder y me deja con el mejor aprendizaje, la experiencia.

En los primeros días todo era confuso, no entendía el lenguaje ni podía ver la importancia de ciertos aspectos del montaje, era un ambiente de desconcierto y locura, mi mente se esforzaba por entender y hacer el mejor papel. Me daba cuenta que el tiempo era todo y, entre mas rápido pudiera comprender mi trabajo me convertiría en parte activa del evento. Cuando fui consiente que en mi recaía una responsabilidad a la cual tenia que atender puntualmente para que no hubiese algún contratiempo, sentí la emoción de cumplir mi compromiso, entonces aunado a la presión del evento, en muy poco tiempo pude comprender la dinámica de la pasarela, aprendí a coordinar a las modelos, acomodar las prendas en los vestidores, poner los cambios de ropa en orden de aparición, nombrar las piezas y asegurarme de que todos tuvieran y supieran sus lugares. En pasarela, ver que todos los atuendos estén completos y que el orden de aparición se respete.

 Escrito parece algo fácil y ordenado pero en el momento de estar ahí, con los segundos contados, correr, brincar, tirarte al piso, morder o arrancar todo, con tal de que salga como estaba planeado se logra sólo por la adrenalina del momento, que junto con la firme decisión de que no exista error, forman los elementos que te llevan a la precisión del momento.

Vivir el evento ha sido una experiencia formidable, el estar en presencia de gente extraordinaria y comprometida, tener la oportunidad además de conocer a las modelos, a los diseñadores y la los coordinadores no solo en el ámbito profesional sino como seres humanos que han hecho un esfuerzo increíble, que no pierden piso, que saben tratar con los demás y que el mayor compromiso de todos es trabajar en unidad, ser parte del grupo y que hacen lo mejor de si mismos, cada vez superando sus metas, deslumbran…

 Hoy mas que nunca sé que cuando existe un compromiso verdadero, un ideal al cual llegar, una meta, una visión y una decisión, entonces es cuando suceden cosas extraordinarias. Con el compromiso de ser sincera conmigo misma y ser congruente en cada aspecto de mi vida agradezco la experiencia y todo el aprendizaje que me dejó el Mercedes-Benz FashionWeek.

Mónica Alejandra Ávila Martín del Campo»

 

GRACIAS MÓNICA POR COMPARTIRNOS TU EXPERIENCIA.