No sólo fue uno de los desfiles más concurridos y más aplaudidos, sino que “increíble” es el adjetivo que mejor describe el cierre del Mercedes-Benz Fashion Week México con la presentación de la colección “Love” de Alejandro Carlín.

Con “Blue Jeans” de Lana del Rey de fondo, salieron a pasarela los primeros looks que denotaban un perfecto uso de la sastrería. Blusas perfectamente entalladas, faldas lápiz, shorts, pantalones, y trench coats.

  

Posteriormente, vestidos de día, maxi vestidos, pantalones anchos, sacos, escotes y una clara inspiración en la feminidad y delicadeza de las flores inundaron la pasarela.

Seda, algodón y lana fueron los materiales principales y su paleta de color fue celeste, beige, blanco, y colores ácidos como el amarillo limón y el naranja brillante.

Esta fue una de nuestras piezas favoritas.

Detalles como escotes profundos, drapeados y telas sesgadas le dieron un toque muy romántico y sensual a esta colección, sin perder el estilo y la elegancia.

[slideshow]