Un ritual que englobaba a la mítica figura del jaguar maya y música étnica fue la manera en la que Pineda Covalín recibió a su público la tarde del pasado lunes al inaugurar el Mercedes-Benz Fashion Week México.

Pineda Covalín en colaboración con Daniel Andrade presentó una colección inspirada en bordados totonacas, el arte huichol e incluso la Virgen de Guadalupe. Es costumbre que para Pineda Covalín las etnias mexicanas sean una fuente de inspiración, sin embargo, en esta ocasión se pudieron observar siluetas que incluso podían remontarnos a Asia gracias a las cinturas marcadas y la clara influencia del obi belt.

[slideshow]

Trajes de baño, vestidos vaporosos, pantalones anchos, ropa para caballero y en general siluetas orgánicas, asimétricas y en desproporción fueron las que compusieron esta colección de 36 looks. Entre los materiales se observaron sedas, shiffones y algodón.

La paleta de colores osciló entre colores pasteles como celeste, rosa, peach, violeta así como beige, naranjas, azules turquesa, animal prints y prints étnicos.

Una colección que nos presentó un poco de muchas influencias pero que forman una propuesta rica y novedosa.