Grata sorpresa fue la que nos llevamos con la presentación de las colecciones de estos importantes invitados de Malasia al Mercedes.

Hanif Naime, un joven diseñador de 22 años presentó una propuesta se puede describir como minimalismo arquitectónico y deconstrucción. Con el color blanco como único elemento de su paleta nos presentó diseños modernos, urbanos y juveniles. Sin duda para la mujer vanguardista e internacional.

En esta colección predominaron cortes, capas, vestidos, péplums y vestidos largos con caída suave y algunos otros rectos con cortes en los lados.

 

Los prints: calaveras orgánicas y líneas rectas y horizontales que simulaban la skyline de alguna ciudad con rascacielos. Detalles como estos eran realizados en gris metálico, al igual que los zapatos, como las botas altas que acompañaron el primer look.

  

Por otra parte, influencias de culturas asiáticas y movimientos como el barroco y el rococó caracterizaron la colección de Bill Keith Couture que se compuso exclusivamente de vestidos, faldas y blusas. En pocas palabras, el diseñador reinventó su cultura y la contrapuso con elementos, texturas, y colores.

 

Según nos comentaba el diseñador, China siempre ha sido parte de su inspiración pues es un país del que disfruta mucho su cultura. Esto se pudo observar en los vestidos con cuello mao y en las siluetas de las partes superiores.

La yuxtaposición de materiales y la clara influencia del barroco en sus piezas nos mostraron siluetas sencillas y simples transformadas en complicadas y detalladas. Por ejemplo, la parte superior perfectamente bien detallada era repentinamente interrumpida por una parte inferior que se veía menos trabajada e incluso parecía sin terminar.

  

La paleta de colores incluyó azul rey, verde, naranja, amarillo y rojo fuego principalmente. Todos estos elementos combinados crearon una propuesta fresca, renovada y muy colorida.